Mobiliario urbano: diferentes estilos y tipologías

Cuando se habla de tipos de mobiliario urbano se hace referencia a cada uno de los elementos u objetos urbanos, que son instalados en la vía pública con distintos propósitos. En otras palabras, son esos conjuntos de objetos que pese a que los has naturalizado y ya casi ni los notes, están allí para hacerte más fácil la vida en vía pública.

Conociendo el mobiliario urbano

Ya que no se trata tan sólo de la señalización vial, conviene anotar que el mobiliario urbano también compone los monopostes, papeleras, marquesinas, buzones, bolardos, adoquines, baldosas, las paradas del transporte público, las barreras de tráfico, cabinas telefónicas y demás.

Casi siempre la instalación del mobiliario urbano es una decisión motivada y ejecutada por el ayuntamiento, en aras de garantizar que sea usado por el vecindario o en su defecto asignando el trabajo a privados, para que sean ellos los que exploten ese espacio a través de la publicidad en la vía pública.

En lo que respecta al diseño del mobiliario urbano, son muchas las variables que se analizan para la toma de una decisión, pero las más relevantes son: la seguridad en la calle, accesibilidad y cumplir con metas específicas según sea el propósito de cada proyecto.

De acuerdo con expertos en materia de diseño urbano, esta clase de elementos urbanos son clave para darle una identidad a la ciudad, particularmente porque con el paso del tiempo se constituyen en una variable a considerar para hablar de la identidad de una ciudad.

A raíz de lo anterior es que se suele resaltar lo importante que es el mobiliario urbano para responder a las necesidades de un centro poblado, bien sea en lo que se refiere a la adecuación de los espacios, la utilización de los colores, la necesidad que la sociedad demanda, entre otras variables.

Los problemas a los que se enfrenta el mobiliario urbano

En lo primero que se debe pensar sobre el tema es el vandalismo, ya que al estar expuesto al uso de los ciudadanos en general en la vía pública, se encuentra expuesto a una mala utilización o a daños por parte de sus usuarios.

destrozos mobiliario urbano

Sobre lo anterior se destaca que el espacio público suele ser definido como una plataforma en la que se van instalando bienes y servicios de forma organizada para que la comunidad los aproveche, pero en ocasiones hay individuos que no respetan el mobiliario urbano y afectan a la comunidad en general.

Pese a lo anterior y los riesgos que conlleva, el mobiliario urbano es necesario y debe ser adecuado en cada ciudad, ya que por el tipo de dinámicas que se presentan en la sociedad contemporánea, es necesario para una buena y adecuada convivencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *